25 de marzo de 2009

LA GRUPETA DE SANTI PEREZ EMPIEZA A OBTENER RESULTADOS

No es casualidad, que en la misma semana, dos ciclistas del mismo grupo de entrenamientos conquisten a lo grande una victoria de etapa, respectivamente, a base de casta y pundonor. Mientras el moscón en la noche del domingo descansaba feliz, por el triunfo en Vieira do Minho, en Castilla y León había un llanisco que soñaba con alzar los brazos entre el glamour de los Armstrong, Contador, Sastre y demás constelaciones de la galaxia mediática. En los sueños del de Grao, aparecía un grupo de cuatro amigos que un “crudísimo” día de invierno se acercaban hasta la Cueva de Covadonga para pedirle protección a la Santina, durante la dura temporada que se avecinaba. Quizá el de Llanes también se acordó de aquella visita mariana, mientras elevaba sus hercúleos brazos hacia el cielo de Castilla y León cuando al día siguiente cumplía su sueño de hacerse mayor en el ciclismo de élite.

Los cuatro amigos emprendieron aquella expedición al santuario astur en pleno temporal de enero, bien pertrechados de abrigo y neopreno para iniciar una temporada de entrenamientos llena de incógnitas: ¿Volvería el moscón a saborear las mieles de la victoria?, ¿el de Llanes cazaría un buen sprint?... El artículo de José Enrique Cima en la Nueva España del martes 24 de marzo no dejaba lugar a la duda: “Joaquín Sobrino y Santi Pérez, victorias de prestigio”.

Carlos Oyárzun ojeaba el periódico y sabía que el éxito de sus compañeros de grupeta no era fruto de la casualidad, sabía que habían entrenado muy duro a lo largo de todo el invierno y por ese motivo, él también empezó a sentirse bien esta misma semana, cuando lograba una más que meritoria sexta posición en el Trofeo Iberdrola celebrado el Sábado. Santi Pérez ya lo había advertido “veo muy bien a Oyárzun para esa carrera del sábado que puntúa en el ranking de la federación española para amateurs, seguro que sacará conclusiones positivas” , y no se equivocó.

Esta cuadrilla de ciclistas no podría ser la misma sin Raúl Santamarta, es el primero en notar la lluvia en su casco, “desde ahí arriba se puede leer las matrículas de los aviones” bromean en la grupeta. Raúl también compartió aquellos 180 kilómetros de gélido entrenamiento de ida y vuelta hasta Covadonga un tempestuoso 11 de enero, y el pasado lunes aguantó como un valiente junto a Paco Mancebo durante 120 kilómetros en una fuga que por poco no llegó a buen puerto en la Vuelta a Castilla y León. Hoy Miércoles la ha vuelto a liar y se ha dejado ver hasta el final en la tercera etapa que concluía en San Isidro y que se ha adjudicado Valverde.

Los cuatro protagonistas de nuestra historia entrenan juntos todos los días llueva, nieve, haga calor o caigan chuzos de punta, son cuatro mosqueteros que han desenfundado su sable de éxitos en la misma semana y compartirán batallitas en su próxima “quedada”. En la última sesión fuerte que compartieron, rodaron juntos durante 150 kilómetros el pasado miércoles “metimos en el trazado cinco puertos de considerable categoría para preparar nuestros respectivos objetivos y puedo decir que me siento muy orgulloso porque los resultados han ido llegando tal y como nos lo propusimos” apunta el escalador de Vega de Peridiello quien también quiere aprovechar las líneas de este blog para felicitar a sus compañeros “ cuando me enteré que Sobrino se había impuesto en Castilla y León me alegré tanto o más que si yo lo hubiera hecho, por eso quiero mandarle un fuerte abrazo desde aquí, como al resto de los integrantes de mi cuadrilla de los que me siento muy orgulloso”.

Como decíamos, estos resultados no son fruto de la casualidad, los duros entrenamientos exhaustivamente confeccionados, están obteniendo recompensa y cuando los cuatro mosqueteros se reencuentren por las carreteras del Principado seguirán promulgando su lema con la cabeza muy alta: “¡¡¡UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO!!!”.

4 comentarios:

jrg dijo...

buenu, tou hai que decilo, que yo tamien fui a covadonga esi dia y nel iberdrola ya me encontré un pocu mejor jeje

que carlos no iba ganar el iberdrola por mediación de la santina quedó claru al bajar pola rotonda...pa otra vez será

vemonos

Santi Perez dijo...

Hola Jorge!! Tienes razon,todo hay que decirlo y explicarlo jeje. Ademas de los citados y Jorge tambien estaban Pedrin y Gonzalo. Que seguro dentro de muy poquito vais a conseguir vuestros merecidos exitos, mucha animo de todo corazon amigos.

Y lo de Carlos es para morirse de risa: la carretera estaba helada en la rotonda de Covadonga, unos a pie y otros mas valientes montados en la bici todos pasamos, menos Oyarzun que despues de resbalar dio con su culo en el suelo jeje...menudas risas nos hechamos.

Gracias Jorge por tus comentarios, nos vemos!!!

Raúl dijo...

eii,lo d carlos ese dia si ke fueron risas.
Esa grupeta a ver si sigue en racha y los q ganaron ya pueden pagar unas buenas palmeras en nava,sobre todo sobrino que es al que mas le cuesta aflojar jajaja.
Un saludo

jrg dijo...

a ver cuando me uno a la grupeta pa dar una buena ruta por ahi

Raúl, tú no te escaquees que me dijeron que en Burgos pagan por minutos de televisión :P